LETRAS DE...

EL HUÉSPED DEL SEVILLANO

Coro: "En la fuente cristalina"
Canto de la espada: "¡Fiel espada triunfadora!"
Dúo: "Cuando el grave sonar"
Dúo: "Insolente, presumido"

Pasacalle: "No me seas esquivo"
Solo: "Salid, mis fieles criados"
Final: "Castellano, toledano"
Canción: "Para mula de varas"
Coro de las Lagarteranas
Dúo Cómico: "Si tú fueras pastora"
Romanza: "La pena me hace llorar"
Scena: "Entren pues, todos los mozos"
Romanza: "Mujer de los negros ojos"
Monólogo del Huésped: "Pintura sobre pintura"

 

 

Coro: "En la fuente cristalina"
(Coro)

Mozas. En la fuente cristalina
duerme el amor a esta hora.
Mocita que va a la fuente
se enamora.

Espaderos. Forja la espada, espadero
y no des paz a la mano,
porque la forjas de acero
toledano.
Forja, forja, espadero,
tu fino acero,
sin descansar.
Templa la hoja afilada
de fina espada,
daga y puñal.

Ginesa. Igual que mi cantarillo
con el agua se colmó,
con sus decires, ¡ay, madre!
se llenó mi corazón.

Espaderos. Forja, forja, espadero,
tu fina acero,
sin descansar.
Templa la hoja afilada
de fina espada,
daga y puñal.

Mozas. Igual que mi cantarillo, etc.

 

 

 

Canto de la Espada: "¡Fiel espada triunfadora!"
(Juan Luis)

Juan Luis. ¡Fiel espada triunfadora,
que ahora brillas en mi mano
y otros hombres y otras lides
ya la gloria conoció;
ya venero la nobleza
de tu acero toledano,
que del Tajo entre las aguas
reciamente se templó.

¡Brilla, tizona
de fino acero,
igual que un claro
rayo de luna!
¡Brilla, tizona,
que a tu luz quiero
hallar la senda
de mi fortuna!

Sé en las lides como rayo
que no cede ni perdona,
hiere siempre que le asistan
el derecho y la razón.

Maese, Capitán y Corregidor. ¡Brilla, tizona
de fino acero,
igual que un claro
rayo de luna!

Juan Luis. ¡Brilla, tizona,
que a tu luz quiero
hallar la senda
de mi fortuna!

 

 

 

Dúo: "Cuando el grave sonar"
(Raquel y Juan Luis)

Raquel. Cuando el grave sonar de la campana
a los fieles invita a la oración,
gentilmente la moza toledana
va a la iglesia con toda devoción.
Bajo el manto, velada y misteriosa,
es más vivo su encanto virginal,
y un galán, al cruzar presurosa,
le ofrenda la rosa
de su madrigal.

Castellana, toledana
por besa, tus labios grana
perdiera vida y honor.
Toledana, castellana,
flor de amor.
Toledana, flor de amor.

Juan Luis. (oculto) Castellana, toledana,
por besar tus labios grana
perdiera vida y honor.

Raquel. Perdiera vida y honor.
Toledana, castellana ...

Juan Luis. Flor de amor.

Raquel. Toledana, flor de amor.

 

 

 

Dúo: "Insolente, presumido"
(Juan Luis y Raquel)

Juan Luis. Insolente, presumido,
fanfarrón y pendenciera,
procediendo cual villano,
vas corteja un caballero
que tan sólo la ropilla
y el nombre tiene de tal.
Si él os pide vuestra honra,
yo amor brindaros prefiero;
él es la fuerza insolente
y yo soy el madrigal.

Raquel. Insolente y presumido,
me corteja un caballero;
de sus acechanzas ruines
defendiáme vuestro acero.
Y por eso, agradecida
yo siempre a vas viviré.
Mas el amor no se logra
jamás con un gesto fiero;
precisa llegar al alma.

Juan Luis. ¡Yo a la vuestra llegaré!
Moza, la toledana,
la flor galana
del Cigarral,
vuelve hacia mi los ojos,
y tus enojos
se calmarán.
Moza, la toledana,
la más galana
que pude ver,
mira mi ardiente anhelo,
dame el consuelo
de tu querer.

Raquel. Noble y galán caballero,
que por mi honor ha reñido
y defenderme ha sabido
con su acero;
dejad que vivan las flores
de los amores en el rosal
donde vive dichosa
la humilde rosa del Cigarral.

Juan Luis. Flor y mujer que presentí,
arte y pasión viven en ti.

Raquel. No es vuestro amor
para Raquel.

Juan Luis. Musa serás
de mi pincel.
Para el arte yo vivía
y triunfar sólo anhelaba.
La mujer que presentía
por mi senda no cruzaba,
si al mirar hoy vuestros ojos
en su fuego me abrasé.
Es que amor mi vida entera
colmó como yo aguardaba.

Raquel. El amor vive en el alma.

Juan Luis. ¡Yo a la vuestra llegaré!

Los dos. Moza, la toledana, etc.

Juan Luis. Òyeme, toledana,
rosa temprana
te doy mi adiós.

Raquel. Debo, reconocida,
darle mi vida.

Los dos. ¡Quiero tu amor!

 

 

 

Pasacalle: "No me seas esquivo"
(Constancia, Rodrigo y Coro)

Feas. No me seas esquivo,
porque no vivo.

Lindos. Quiéreme, Constancica,
que ya te adoro.

Feas. Mira qué fea.

Lindos. Mira qué lindo soy.

Rod. Para un hombre tan sólo
son muchas feas.

Con. Qué caterva de lindos
llevo a mi vera.

Feas. Mira qué horrible.

Lindos. Mira qué guapo soy.

Con. Bello doncel,
por favor, por favor, por favor,
no me atosigues más,
porque inútil será.

Rod. Fea mujer,
déjame, déjame, déjame,
que al ver tu fealdad
de pavor moriré.

Feas y lindos. ¡Quiéreme, por Dios!

Con. y Rod. La mujer / Un doncel
ya no puede salir
jamás sin sentir
de amor el asedio.

Feas y lindos. Tú veras.

Con. y Rod. ¡Ay, qué miedo me dan!

Feas y lindos. Que jamás hallarás
un amor como el mio.
Cásate, y duda, no podrás.

Lindos. Que soy muy galán.

Feas. Que soy vieja y fea.

Con. y Rod. Idos ya.

Feas y lindos. ¡Ay, que susto me dio!

Lindos. En ti estriba mi amor.

Feas. Fíjate; soy horrible.

Con. y Rod. Bello doncel, / Fea mujer,
por favor, por favor, por favor,
no me atosigues más,
porque inútil será.
Déjame ya,
déjame, déjame, déjame,
que al ver tu terquedad
de pasión moriré.

Dos feas. La nariz tengo roma.

Otras dos. Las piernas, zambas.

Dos lindos. Fíjate en mi hermosura.

Otros dos. Y en mi elegancia.

Los dos primeros. Mira qué guapo.

Dos feas. Mira qué fea soy.

(hablado)

Rod. ¡Vayan al diablo los esperpentos!

Con. Sola con ellos no quiero estar.

Rod. Toma mi brazo por un momento,
y será el medio que del asedio nos librará.

(cantando)

Feas. Tiene una dama.

Lindos. Tiene un galán.

Feas. ¡Quién lo pensara!

Feas y lindos. Vámonos ya.

Rod. Si es un infierno tenerlas junto
a vuestro lado, la gloria está.

 

 

 

Solo: "Salid, mis fieles criados"
(Don Diego y Embozados)

Don Diego.
Salid, mis fieles criados;
lo que os dije recordad,
y esta noche será mía
la moza del Cigarral.
Nadie en la plaza,
sola la calle
nos es propicia
la oscuridad.
Nadie sospecha
que la paloma
hoy a su casa
no volverá.

Embozados. Nadie en la plaza, etc.

Don Diego. Ocultaos por ahora.
Cuando llegue la paloma,
si resiste a mi pasión,
la cogéis entre los cuatro,
y a la moza que idolatro
la lleváis hasta el mesón.

Embozados. (ocultándose en el palacio)
Nadie en la casa,
sola la calle;
nos es propicia
la oscuridad.

Don Diego. Ella no sabe,
¡pobre paloma!,
que hoy a su casa
no volverá.

 

 

 

Final: "Castellano, toledano"
(Juan Luis y Coro)

Juan Luis. Castellano, toledano,
por librarla del villano
perdiera vida y honor.

Coro. Perdiera vida y honor.

Juan Luis. Yo te juro, castellano,
por mi honor,
que salvarla va mi amor.

Coro y Juan Luis. El artista cortesano,
por librarla del villano
perdiera vida y honor,
Dios protega al cortesano
y a su amor.
¡A luchar a por su honor!

 

 

 

Canción: "Para mula de varas"
(Carretero, Teresa y Coro)

Carretero. Para mula de varas,
la Capuchina;
para tirar con alma,
la Peregrina;
la Perla,
a esa da gusto verla
en el barro.
Siempre la mejor mula
me arranca el carro.

Coro. Caminito de Toledo,
para descansar,
siente el mozo toledano
la ilusión de amar ...
De Lagartera vienen ya
sus mercancías a vender.
Mozas tan guapas como allí
en todo el mundo no se ven.

Las Lagarteranas

Teresa. Corred más
que antes que sea noche debemos llegar
y volver mañana para descansar
después de vendido lo que aquí
traemos para las mocicas que quieran casar.

Todos. Para las mocicas que quieran casar.

Lagarteranas. Toledana, traigo para ti
unas galas, con las que serás
la mujer más feliz
a quien puedan amar.
Toledana, traigo para ti.

Teresa. Lagarteranas somos,
venimos todas de Lagartera.
Traemos mercancías
de Lagartera y de Talavera.

Lagarteranas. Lagarteranas somos,
nacimos todas en Lagartera.
Lindos encajes traigo
de Lagartera y de Talavera.

Teresa. A bailar,
que por las escaleras baja el padre Juan,
pidiendo limosna a lo militar,
y baja diciendo. ¡Agáchate, Pedro!
¡Agáchate, Pedro, y agáchate, Juan!

Todos. ¡Agáchate, Pedro, y agáchate, Juan!

Lagarteranas. Ese es nuestro cantar popular,
con que expresa su dicha al bailar
la mocica gentil
que en Toledo nació.
Ese es nuestro cantar popular.

Todos. Lagarteranas somos, etc.

 

 

 

Dúo Cómico: "Si tú fueras pastora"
(Constancia y Rodrigo)

Rod. Si tu fueras pastora,
yo fuere corderito
¡be, beee!
Triscara por el prado,
travieso y rizadito.
¡be, beee!

Con. Si yo fuera pastora,
tuviera mi pastor,
¡be, beee!
que tierno me arrullara,
que amante me contara,
que ardiente me pintara
las ansias del amor.
¡Beee ...!

Rod. ¡Beee ...!

Con. Las ansias del amor ...

Rod. ¿Amor? ¡Terrible cosa!
¿Tu la has nombrado?
No lo mientes, hermosa,
que es gran pecado.

Con. ¿Decís que es gran pecado?

Rod. De perdición,
si no le salva
un acto de contrición.

Con. ¡Ay, qué miedo me da!
¡Confesión, confesión!

Rod. El infierno abrirá
para ti su mansión.

Con. Padre mío, ¡qué horror!
¡Yo pequé! ¡Yo pequé!

Rod. ¡Si es pecado de amor,
perdonarte sabré ...!

Con. ¡Confesión!

Rod. ¿Tú estarás arrepentida?

Con. Lo está toda la vida
la que a un galán oyó.

Rod. ¿Tú?

Con. ¡Yo!

Rod. Pues ten mucho sentido,
que alguna he conocido
que ante un galán rendido,
su corazón abrió ...

Con. ¿Tú?

Rod. ¡Yo!
¡Y ya no le cerró ...!

Los dos. ¡Ay! ¡Qué miedo me da!, etc.

 

 

"La pena me hace llorar"
(Raquel)

Raquel. La pena me hace llorar,
consuelo me da el amor,
que sabe amor en el alma
mitigar el dolor.

Hoy, que sueño, enamorada,
mi sueño es un ciego afán.
¡Quién pudiera convertirlo
en feliz realidad!
Si saber Juan Luis pudiera
el sitio de mi prisión,
por mi libertad vendría,
para luchar por nuestro amor.

Que sabe amor en el alma
mitigar el dolor.
En mi corazón vacío
hice un altar para él.
¡Defenderle y defenderse
sabrá Raquel!

 

 

 

"Entren pues, todos los mozos"
(Constancia, Don Diego y Coro)

Coro. Entren pues, todos los mozos
y las mozas que han de entrar,
que el mesón del sevillano
es más ancho que la mar.

Don Diego. (hablado) Dadme acá la guitarra,
ventero,
y a las mozas hagamos bailar.
Atended a mi son,
porque quiero al bailar
que miréis lo primero
a los pasos que os voy a marcar.

Constancia. El brío y la ligereza
en los viejos se remoza,
y en los mancebos se ensalza
y sobre modo se entona.

Todos. Que el baile de la Chacona
encierra la vida bona.

Constancia. Esta a quien es tributaria
la turba de las fregonas,
la caterva de los pajes
y de lacayos las tropas,
dice, jura y no revienta
que, a pesar de la persona
del soberbio Zampapalo,
ella es la flor de la olla ...

Todos. Y que sólo la Chacona
encierra la vida bona.
El brío y la ligereza, etc.

 

 

 

Romanza: "Mujer de los ojos negros"
(Juan Luis)

Juan Luis. Mujer de los negros ojos,
la de la trenza morena.
Mujer de los labios rojos
como la flor del amor.
Mujer de perfil gitano,
que tiene sangre agarena ...
¡Mujer de cuerpo pagano,
eres llama, verso y flor!

Raquel, tras de ese muro prisionera,
mi amor de tu prisión viene a librarte.
¡Mujer, el que te dio su vida entera,
morir sabrá por ti para salvarte!

 

 

 

Monólogo: "Pintura sobre pintura"
(Huésped)

Huésped. (hablado) Pintura sobre pintura,
traiciones y encrucijadas;
misterio, amor, aventuras,
raptos, celos, cuchilladas,
las pasiones desatadas
en la noche suave y pura.

Pregonero. (dentro) Alma que en pecado estás
si en esta noche murieras
mira bien adonde fueras
alma que en pecado estás.

Huésped. Mezcla admirable y extraña ...
Místicos y aventureros
y poetas y guerreros.
¡Es Castilla y es España!

(sale y vuelve con tintero y plumas)

Al sonar de su campana,
sabe hablar al corazón,
con voces de tradición,
la catedral toledana.
(escribiendo) Toledo, solar hispano,
crisol de la raza ibera,
¡dichoso aquel que naciera
español y toledano!
¡Oh, Toledo, si yo puedo,
para tu honor y mi gloria,
he de escribir una historia
en un mesón de Toledo!